4 formas de vender tus amigurumis sin intermediarios (2)

¡Todo por vender!!! Recuerdo haber hecho la siguiente experiencia, de puro indecisa que soy por momentos: investigué de qué se trataba el mundo de las ferias artesanales privadas, organizadas en diverso tipo de locales, salones para eventos, casas particulares, colegios, etc.

Tienen esa connotación TOP del mundo artesanal y del baqueteado término ‘Diseño’ que te obliga a acercarte a averiguar.  Para ello, las recorrí durante muchos fines de semana, cambiando el momento del mes y de zona.

Comencé por los locales de Plaza Serrano

En ellos, podés alquilar un espacio por cierto tiempo (mes, quincena, fin de semana, día, depende del sistema de cada lugar) y poner a la venta tus productos a los visitantes.
Hablé con cada encargado, recopilé información de precios y condiciones y les presenté algunos de mis artículos para que ellos vieran lo que yo hacía.
Siempre te van a pedir ver lo que hacés, para saber si a ellos les viene bien, les gusta, o si no está repetido en el mismo local por otro expositor. Lo único que me hacía ruido era que en ningún local había casi gente. O que eran lugares incómodos para recorrer (bares con todas las mesitas apretadas, por ejemplo).
De todas maneras, yo quería probar suerte y me fui entusiasmando con hacer presencia en un par de locales que me parecieron llamativos y muy bien decorados.
Pero todos coincidieron en recomendar que no vaya hasta tener cierto stock mínimo y variado de los artículos para presentarme porque, según ellos, la gente venía en malón y… ese era mi gran problema: trabajaba despacio y detallado y no lograba hacer ‘cantidad’.
Mientras tanto, iba recibiendo pedidos por otros lados (Facebook, conocidos, fundamentalmente), lo cual tenía prioridad para mí.
Así fueron pasando semanas y varias fechas “clave” como el día del amigo, del niño, de la madre y sentía cierta decepción por mi incapacidad para salir de mi bunker en casa. Volví a la zona meses después, ya con la idea de comparar circuito de ferias privado y público.
Mi sorpresa fue que casi todos los locales habían cerrado o cambiado de dueño o finalidad.
Comprendí que, así como le pasa al artesano/manualista que alquila el puesto, el dueño de este tipo de negocios también compra el humo de la moda del Handmade: no es una mina de oro y debe pagar costos altísimos en esa zona hasta que se tiene que ir!

Lo que sí parece no tener límite es la demanda de ropa (allí encontramos diseñadores independientes, entre los que se infiltra descaradamente gente que me admitió tener negocio en Once, “para que vayas a probarte tranquila”).

Bueno, de esta experiencia en locales, pasé de largo.

 

Por otro lado, recorrí analíticamente las…

Ferias privadas organizadas en salones de eventos, o colegios, en casas particulares, etc.

Algunas ya fueron haciendo un nombre en el circuito y los expositores las demandan más. Tendrán sus días más flojos, naturalmente, pero entiendo que funcionan.
La mayoría son un fiasco y te das cuenta por la cara de los artesanos que alquilaron el espacio.
Aquí es importante el peso y capacidad de los organizadores para convocar. Y el tuyo.Por supuesto, puede haber otros factores que la hagan más o menos exitosa (clima, partidos de fútbol, etc.). Por eso, antes de pagar, está bueno analizar los que se pueden prever:
Hay ferias carísimas, organizadas por instituciones en barrios con afluencia de público presumiblemente de muy buen nivel económico y en época pre navideña. Vos pensás: “Esto va a ser un golazo!”.
Pero tratá de ver si el alto precio de alquiler no tiene que ver más con los fines solidarios del evento, más que con lo prometedor que parezca participar, comercialmente hablando, con lo que vos pasarías a ser más bien un colaborador más a su campaña, cuando tal vez estás precisando más ayuda que ellos!
Preguntate siempre:
¿Cuánto tendré que vender para recuperar lo que me piden de alquiler del puesto y, recién ahí, comenzar a ganar?
¿Dónde estará ubicado mi puesto? Conocé el periplo de la feria, teniendo en cuenta la zona cercana a su entrada o sus puntos fuertes, según su disposición.
¿Qué difusión previa tendrá este evento?
¿Qué afluencia de gente puede llegar a tener este evento?
¿Cuánto puede afectarle el clima?
¿Para qué quiero ir a esta feria en particular?Y después, si las condiciones más o menos te cierran, te lanzás a probar. Puede que salga muy bien!

¿Para qué son muy útiles las Ferias Privadas?

 El contacto directo con el público. Tener un feedback inmediato de su reacción e interés por lo que hacés. Citar gente interesada o que retiren sus pedidos, si aún no tenés un espacio propio para atenderla.

 El compromiso es muy breve (un día, un fin de semana, etc.) lo que es muy liberador. Podés definir tu propia estrategia, como ir probando por diferentes lugares o sólo participar en fechas clave, por ejemplo.

Hay muchos emprendedores que van constantemente a ferias. Los rubros que yo he visto funcionar mejor son:

Los que ya van a verse con su público porque hicieron buena campaña previa desde sus páginas.

Artículos decorativos económicos (de esos tipo “uno para Rosita, otro para María Teresa, otro para Chuchi”, digamos, día del Amigo en puerta y demás)

Embutidos y quesos ‘caseros’: y sí… no tendrá nada que ver con lo nuestro, pero lo tengo que mencionar. Una vez, me tocó un vendedor de este rubro al lado: él se forró y yo la remé como un perro aquél día: en mi puesto había almohadones y Hadas amigurumi que parecían tener olor a salame, por Dios!!!… Cero encanto…

Tuve suerte de que a la feria me habían invitado y no tenía que recuperar ese dinero y lo que vendí me conformó, qué remedio. Pero fue un excelente estudio de las preferencias del argentino medio: todo el día la gente entraba, a los artesanos nos decían “Qué lindo!” y pasaban a por su provoleta o su longaniza, jajá!

Pero, si te cierran los números, es lindo el contacto con la gente, aprendés de su opinión, salís de la soledad de tu lugar de trabajo, conociendo otros manualistas y artesanos con los que, generalmente, la vas a pasar muy bien e intercambiar opiniones constructivas.

Infaltable: llevar el mate, por si no pasa naranja 🙂

Un abrazo,
http-signatures-mylivesignature-com-54493-302-ea8404befc232ef3682b0655b95cf366

 

 

Ir a los otros posts de esta serie:

 Primeros pasos de una emprendedora

Ferias Artesanales Municipales

Tiendas Online

Rellená el siguiente formulario para suscribirte al News

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Seguro también te gusta

Here you can find the related articles with the post you have recently read.