El día que le pedí turno a un Hada Amigurumi

Por Mercedes Lorda.

¿Cuántas veces en nuestra vida, necesitaríamos un Hada Amigurumi?

Un hada que tocando con su varita solucione algunos problemas que nos preocupan.

Veamos, andaría necesitando unos toques mágicos para:

  • Que baje 6 kilos.
  • Que me consiga un novio.
  • Que embale de mi casa sólo un 50 %, y luego lo acomode en mi nuevo departamento.

Y así seguiría una lista interminable de pedidos que mi hada amigurumi satisfaría ¡¡al instante!!

Estaría buenísimo, volver a mi niñez, cerrar los ojos y con la música de Walt Disney de fondo https://www.youtube.com/watch?v=mskTU5-9q9g

 

La magia del hada, lo hace posible

Ahora, yo me pregunto: ¿si todo me lo soluciona mi hada, en que parte intervengo yo?

Ella sabe todo… pero ¿todo  todo?

Ella sabe:

  • De que parte de mi cuerpo sería conveniente que me sacara los 6 kilos
  • ¿Qué cualidades no me gustaría que tuviera mi futuro novio?
  • En mi mudanza, cuál sería el 50 % más adecuado para mi nuevo departamento.

Pienso que si no aclaramos algunos puntos, el hada podría meter la pata, bueno la pata no, la varita.

Entonces ¿Me tendría que reunir con ella? ¿Atenderá por internet, en línea?

La previa a la reunión con el Hada amigurumi

Conseguí un hada  muy buena, que trabaja en línea y se adapta a mi billetera . Ahora voy a decidir ¿qué le pido?

Porque convengamos que, con mi sueldo docente ¿quizás alcance para UN deseo?

Mejor pienso qué deseo en ESTE MOMENTO me vendría mejor que se cumpliera.

 

Y, la verdad, lo más urgente es mi mudanza. Este tema me preocupa y tiene mi mente armando bolsos y sacando y poniendo cosas.

Qué bueno sería…… una varita mágica y ¡lista! Mudanza terminada

 

¿El hada amigurumi entenderá de mudanzas?

Mejor la voy a ayudar un poco para que no regale cosas que para mí son muy importantes.

¿Qué voy a hacer? Voy a contestar una guía de preguntas que me mandó por mail y completar :

  • Lista 1: lo que me quiero llevar.
  • Lista 2: lo que no me quiero llevar.

Noto que la lista 1 viene muuuuuy cargada. Así que invité a una amiga ¨muy práctica¨ para que me acompañe. Además el  cuestionario previo  enviado por  el hada, me ayuda a focalizar lo necesario y armar 2 listas nuevas:

  • Lista 3: lo que verdaderamente necesito.
  • Lista 4: lo que quiero llevar porque algo emotivo me ata a ello.

Ahora que estoy escribiendo estas listas y, conversando con mi amiga, me siento mejor.

Con la lista 2 no tengo conflicto de intereses y en ella aparecen los muebles, libros, ropa que no necesito, cosas que no quiero llevar.

Ya que no los necesito…  pensé: ¿qué tal si empiezo a resolver antes sobre esta lista ? y vendo, regalo o tiro a la basura?

Aunque todavía estoy en mi casa, ya puedo ir desprendiéndome de estas cosas. Visualmente sería más fácil desocupar espacios y así poder decidir sobre otras que aún me cuesta definir.

 Esta reunión previa a mi cita con el hada amigurumi… ¡está funcionando!

Me di cuenta de algunas cosas:

  • Que muchas veces las ideas en mi cabeza parecen más complejas y al escribirlas para aclarárselas a otro, resulta que me las aclara a mí.
  • Que darle a un hada amigurumi, que decida cuál será el 50% de las cosas que no viaja conmigo, es peligroso. Detestaría que no tuviera en cuenta mi pijama rosa favorito.
  • Que tengo buen criterio para elegir a mi hada, para que me ayude y oriente, y aunque todavía no nos vimos ya me está ayudando.
  • Que me siento muy bien haciéndome cargo. Me siento poderosa resolviéndolo. Aparece toda mi creatividad y la uso para resolver algunas situaciones.

Resumiendo:

  1. soy capaz.
  2. lo quiero hacer.
  3. me siento bien estando al mando.
  4. me permito la ayuda necesaria.

¨Soy yo la que elijo, momento a momento. Soy yo la que escribo mi cuento¨.

Entonces en esta mudanza me dí cuenta , que  la ayuda del hada,  fue  muy necesaria para la previa. De ahora en adelante,  considero que me puedo arreglar sin complicaciones.

¿Qué hago con el hada amigurumi?

Upps, me olvidé que ya tengo turno sacado. Encontré un hada muy recomendada, que acepta tarjetas de crédito en 3 pagos. Y con la experiencia de su ayuda previa en la mudanza,  seguro puede participar en otra cosa.

¿Y ahora? ¿Qué le voy a pedir?

Voy a volver a la lista inicial y veré con cuál sigo. Tengo muchas situaciones en esa lista, que necesitan de sus pases mágicos. Y en mi nuevo departamento me vendría muy bien tener un hada amigurumi para cada habitación. Contar con ella me hace sentir mejor.
Para que su magia lo haga posible!

¿Y vos?

Contame, ¿qué te gustaría pedirle a tu hada amigurumi?  Su varita mágica ¡debe ser fenomenal!

Animate, y empezá tu lista.

 

Muchísimas gracias, Mercedes!!!

 

Mercedes Lorda

Coach de TDAH en “TDAH + Coaching”

Facebook: https://www.facebook.com/mariamercedes.lorda.9

 

¿Por qué es necesario un amigurumi en tu vida?

Por Cecilia Battaglia, de “Ideas en Colores”, amiga a la que “invité” a escribir un post de colaboración, apuntándola con una escopeta Winchester.

 

Cuando era chica el muñeco que me acompañaba para ir a dormir era un gato de cara negra, cuerpo bordó y duro por estar relleno con el telgopor de hace 40 años. A mi entender un gato bastante feo.

Pero ese gato feo sigue guardado en la caja de los recuerdos. No sé cómo sobrevivió a las mudanzas y a las limpiezas. Claramente algo marcó en mi niñez que hoy lo tenga tan presente.

Y junto al gato sin nombre hay otros tantos peluches de cuando era un poco más grandecita. Que ya tenían otra tecnología en su fabricación y que sigo guardando bajo la excusa “para cuando vengan los nenes de la familia y amigos a casa”.

Mi hermana tenía de preferida una muñeca. Era un bebote, de los que se parecían mucho a un bebé. La llamó María Emilia porque nosotras somos mellizas, las dos con un María de inicio de nombre y para ser las Trillizas de Oro nos faltaba una. La muñeca.

Seguramente vos también tenés tu anécdota sobre los muñecos que te acompañaron desde tu niñez. Y me pregunto ¿Quién dijo que hay una edad para dejar de tener muñecas?
Hoy en día, una muñeca amigurumi es lo que elegiría para regalar a los más pequeños. Nenas y varones, por igual. La variedad y la posibilidad de personalizar los amigurumi de Gaby Pez, hacen que cada niño tenga su único acompañante para la cuna.

Pueden incluso convertirse en su acompañante 24 hs y las madres bien saben de lo que se sucede si “ese” muñeco se pierde.

También, yo tendría mi muñeca amigurumi sin dudas. Algo suave y delicado, lejos del poco agraciado gato negro y bordó.

Tendría mi Hadita Amigurumi y juro que no me importaría si mi marido está de acuerdo o no de que esté colgada en el picaporte de la puerta del dormitorio. Sería la Hadita que cuida nuestro lugar más sagrado.

¿Qué ya estoy grande para tener muñecas?
¿Cuándo es que crecemos y perdemos lo lúdico de la niñez?

Podemos poner muchas excusas: que ya estamos grandes, que no tenemos tiempo, que ahora hay otras responsabilidades, que no da.
Pero algo dentro de mí me dice que no es así. Que incluso es perjudicial para los adultos que perdamos lo lúdico.
Y para no olvidarme, sabés que hago?
Juego con muñecos.

Los muñecos se desempolvan cada vez que viene algún niño (y no tan niño) a casa. Se ponen todos en el piso y yo me siento con mi pequeño invitado también en el suelo a jugar.
Invento historias, armamos escenarios y vaya uno a saber por qué, cambio mi voz a una muy finita. Y me río. Muchas veces mi invitadito no entiende de qué me río. Me río de las huevadas que digo jugando.

Más de una vez hemos tenido con mi marido una crisis de risa mientras el pequeño al que debíamos entretener no entendía nada.
Y la magia sucede cuando jugás y te reís.Las cosas cotidianas no son tan tremendas y la vida es linda.
Todos deberíamos tener muchas muñecas amigurumi. Sólo por el simple hecho de disfrutar del jugar.

 

Muchísimas gracias, Ceci!

 

Cecilia Battaglia

Facebook: https://www.facebook.com/ideasencolores.vidrio/

Sitio web: http://www.ideasencolores.com.ar/

Hadita Personalizada para Jimena

Esta delicada Hadita amigurumi fue personalizada para homenajear a una chica amorosa, muy querida por su gente y sus pacientes. Con su pelito lacio y el flequillo cortado en degradé, quedó muy parecida (al menos, a mi entender, jajá).
Nadie que conozca a Jimena se queda sin algo de ella… te va a llenar de palabras, de correos gratificantes, de videos recomendados, de libros prestados indefinidamente…
Lo mejor para vos, Jime! Sos un amor de persona!!!

 

Un abrazo,
Gaby Pez

Emma, nueva Hada amigurumi

Una nueva Hadita amigurumi salió de mis manos…
Es muy bonita, modestia aparte. Con su melena tipo carré, adornada con un lacito y la pechera bordada con mostacillas de colores, que se repiten en una flor en la falda.
Me la pidieron para entregar como regalo-recuerdo a una nena que cumple su primer año. Y el modelo se llama como ella, Emma, que es un nombre tan precioso.

 

Un abrazo,
Gaby Pez

Hada Trudy (pelirroja)

Ya conoces el modelo Trudy, de las Hadas Amigurumi,que tanto me encanta y tuve que el orgullo de que me encargaran tantas veces.
Hace unos días, Vicky me pidió el mismo, pero en una versión pelirroja, como es ella.
“Una ‘Trudy’ pelirroja??!!!”,  pregunté escandalizada!… No, mentira, no dije eso, pero quedaba más llamativo, jajá!
Pero sí charlamos sobre sus preferencias y me contó algo muy lindo:
Resulta que Vicky tiene una bebé que duerme en su cuna y en un cuarto aparte al de ella y su pareja. Y, viste cómo es eso de despegarse cuando te vas a dormir: estás rendida, pero a la vez quisieras asegurarte permanentemente que tu hijo está perfecto y todo eso que nos produce cierto desgarrón interno al dejarlo solito en otro espacio… es muy normal y común sentir lo, verdad?
Bueno, en virtud de cierto pensamiento mágico, esta mamá primeriza sintió que una Hadita tejida de pelo colorado, podría simbolizar su  presencia y velar los sueños de la niñita en los momentos de descanso familiar. Amén de un buen Baby Call, calculo…


Sinceramente, me emocionó la mágica atribución y un gesto tan dulce de protección de parte de esta nueva mamá y con mucho cariño hice esta muñequita, pensando en Cata :*) 

Un abrazo,
Gaby Pez

Hadita para la Profesora de Literatura

Esta preciosa Hadita fue el pedido de Daniela que, en unos días, terminará la Escuela Secundaria y eligió a su Profesora de Literatura para que le entregue el diploma. Y me pidió una hadita amigurumi con ciertas características de la Profe para entregársela como recuerdo (sus anteojos, un libro, el pelo atado con una cola de caballo). Y quedó esta belleza, con un aire de estudiosa que no te digo más nada… sólo que le va a encantar 🙂