Madre Teresa Amigurumi

Diseñar un nuevo muñeco amigurumi es una de las tareas que más me gusta. Cuando tengo que realizar el mismo varias veces… la cosa ya no me entusiasma tanto. Esto le sucede a muchos artesanos y artistas que conozco, de diversas disciplinas.

Y es que, en la variación, se pone en juego el ingenio para resolver cómo hacer un personaje “equis” que, por su forma, sus características generales, viene a desafiar todo lo que estuviste haciendo.
Eso me pone nerviosa y a la vez me estimula.

Pero otro aspecto que trae aparejado la realización de un personaje nuevo es la confianza. Es muy placentero sentir que alguien que te conoce apenas, está decidido a darte su voto, encargarte ese proyecto que tanto le ilusiona.

Eso me pasó con Elizabeth, que vive en California, en USA. Ella fue quien hace unos meses, me encargó sin apuro que le hiciera 2 Papas Francisco.

Ella no tenía apuro porque los quería para Navidad y estábamos en Abril!
De manera que, se los fui haciendo tranqui y los mandé en Septiembre. Estaba chocha igual, porque iban con tiempo y yo le había estado enviando fotos del proceso de trabajo de cada tanto.

Cuando le avisé que iban en camino, no esperó siquiera a que le llegaran, que me preguntó:
¿Te animarías a hacer una Madre Teresa (en Inglés, Mother Theresa), también para esta Navidad? Era para una amiga suya muy querida, que se ve que le había quedado fuera de la primer lista de regalos.

Cuestión que comencé a analizar durante un rato la fisonomía de la Madre Teresa y estudiar cómo encarar su resolución como Madre Teresa Amigurumi.
Y acepté el desafío.

Primeros pasos

Te los fui mostrando hace un tiempo en Facebook, no sé si lo recordás:

Proceso de Creación de la Madre Teresa en versión amigurumi

Por su esbeltez, parecía más una top model calva o un homenaje a Sinead O’Connor, no?

Pero nada que ver: era esta mujer, cuya vida al total servicio de las personas marginadas en las peores condiciones de Calcuta, se transformó en una respuesta contundente y mundial a la típica pregunta que nos hacemos muchos, generalmente al pedo: “¿Qué puedo hacer por las personas más necesitadas?”

A mi modo de ver, si te ponés 2 minutos a analizar su modus operandi, ayudar a otras personas “más necesitadas” se trata nada menos que de acercarnos con amabilidad, dispuestos a escucharlas y, muy pronto, iremos notando qué precisan. Y descubriremos hasta dónde nosotros estamos dispuestos a involucrarnos para conseguirlo. El Amor, que salva la vida o acompaña en el bien morir, surge de la entrega a la tarea con todo nuestro corazón.

Hablemos claro

Me gusta la gente valiente, que opta vivir como piensa, sin acobardarse porque sea difícil o le implique elecciones incómodas. Y pienso cada día en la multitud de jóvenes y adultos que dieron su vida sinceramente por ideales tales como El Hombre Nuevo, un Mundo Mejor, etc.

Pero al-mundo-lo-cambiamos-actuando-en-función-de-cambios-que-podemos-hacer-cada-uno-de-nosotros. Sí, un DIY, viste? Pero de valor superlativo. Salvador de los mejores sentimientos de la Humanidad. Teresa optó por ello cada minuto de cada día de su vida.

Y aquí está ella, mi dulce Teresa. Antes de embalarla, no pude resistirme a darle muchos besos de despedida.

madre teresa amigurumi

madre-teresa-2

Elizabeth ya la espera, muy emocionada.

Un abrazo,

http-signatures-mylivesignature-com-54493-302-ea8404befc232ef3682b0655b95cf366

 

 

 

Rellená el siguiente formulario para suscribirte al News

  • Gorda Catrasca (14 diciembre, 2016)

    Impecable!

    • Gaby Pez (14 diciembre, 2016)

      Ay, pero qué amable en dejar tu comentario, Gordis!! Me alegro que te guste este trabajo que quise mucho. Un abrazo, Gaby

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Seguro también te gusta

Here you can find the related articles with the post you have recently read.