¿Querés que te cuente qué es un Amigurumi?

La primera vez que, navegando por Internet, conocí la Técnica Amigurumi, tuve una suerte de orgasmo:

Una mezcla de agitación, embeleso, placer, maravilla, dejó brotar desde mi interior con fuerza una voz que dijo muy segura: “ESO QUIERO APRENDER!!!”

Se trataba de una figura de lo más sencilla (un pollito, creo). Pero me alucinó la ocurrencia de utilizar de manera tan novedosa y plástica la lana + el crochet.

Y una nueva forma de expresión y pasión abrió sus puertas a mí.

¿Querés que te cuente qué es un Amigurumi?

Pero, ¿qué es el Amigurumi?

Es el arte japonés de tejer a crochet pequeños animales y criaturas con forma humana.

La palabra se deriva de una combinación de las palabras japonesas ami, que significa ganchillo o tejido de punto, y nuigurumi, que significa muñeca rellena.

Los Amigurumi son típicamente animales, pero pueden incluir representaciones artísticas u objetos inanimados, dotados de características antropomorfas, como es habitual en la cultura japonesa.

La técnica Amigurumi se relaciona con el animismo, una filosofía presente en los fundamentos de muchas tradiciones y costumbres japonesas. El animismo es la creencia religiosa que atribuye a todos los seres, objetos y fenómenos de la naturaleza, incluso la tecnología, un alma o principio vital. En japonés, esto se llama Yaoyorozu no Kami.

De hecho, los japoneses a menudo ponen ojos, brazos y piernas sobre objetos no humanos y les dan vidas imaginarias para sentirse más cerca de estos objetos y mostrarles respeto como socios coexistentes en este mundo.

En este sentido, los amigurumi son objetos de apego ligados a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Proporcionan protección y seguridad a su propietario.

En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y puestos de trabajo.

En Japón, es usual verlos en las oficinas, al lado de las computadoras, como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa.

Y, como es de esperar debido a su ternura, forman parte de la cultura Kawaii, de lo “lindo” o “tierno”, tan abarcadora actualmente de todos los aspectos de la vida japonesa.

¿Querés que te cuente qué es un Amigurumi? Cosplayer de Tinkerbell

Técnica:

Los Amigurumis están realizados generalmente en lana o hilo de algodón y se tejen a crochet, usualmente, en forma de espiral continuo. Las diferentes partes de una figura se realizan por separado, para luego unirlas con costura de forma tal que no se note la unión.

Durante los recientes años, esta técnica se difundió muchísimo en todo el mundo y es enorme la cantidad de patrones escritos o videotutoriales que podés encontrar en muchos idiomas para aprender y perfeccionarte.

¿Cómo lo hice yo?

En esto, siempre comenzás aprendiendo de alguien más, del ensayo y error al intentar llevar a cabo tantos tutoriales de personas generosas que postean sus explicaciones (Espe Rosas, de Tejiendo Perú, por ejemplo).

Iba tratando de adquirir la técnica haciendo chanchitos, sapos, kokeshis y demás, hasta que un día pude hacer mi primera muñequita completa gracias a este tutorial gratuito de Mia Zamora-Johnson.

Nunca me gustó la copia. Me refiero a tomar ideas de otro y adjudicárselas una.

Por eso, cuando comencé a tener los primeros pedidos de Hadas, partí de una silueta de base y le aporté la caracterización que se me ocurriera a mí.

Ser creativa es hermoso y el objetivo más anhelado de todo lo que hago en la vida.

Y fue ese tiempo de buscar el estilo propio, el que me llevó a apuntar a elaborar los peinados.

Me acuerdo que, aún con intenso dolor de dedos, me emocioné, al recordar que, de chiquita, decía que iba a ser peluquera, lo que jamás ocurrió…

Qué curiosos son los caminos de la vida: ahora peinaba muñecas. El rodete desflecado, el flequillo de costado, la melena carré, el affro… todo va bordado, tejido o cosido con mucha dedicación.

Y, más adelante, desarrollar estas mismas muñecas, pero caracterizadas como ciertos personajes populares: así surgió la Cosplayer de Frida, la de Tinkerbell o la de Audrey Hepburn.

muneca-mulata-pelo-affro

Un par de años después, para darle mayor libertad a la inspiración, surgieron los Muñecos Personalizados.

Pensados para ocasiones puntuales y muy especiales. Son casi objetos de culto que expresan nuestras mejores emociones para homenajear a un ser querido.

Para todo aquel que adore el coleccionismo, el muñeco hecho al detalle, la técnica Amigurumi es un gran punto de partida.

Y no importa mucho si te sale el muñeco más lindo o el mejor del mundo, sino que haya sido hecho con lo mejor que tenemos hasta ese momento. Sin medias tintas.

Como se deberían experimentar todas las bellas cosas de la vida.

Consultame lo que quieras, contame lo que quieras, me va a encantar conocerte.

Un abrazo,
Gaby Pez

Fuentes:

  • RESOBOX Gallery
  • Wikipedia